Los biomodelos impresos en 3D, claves para la innovación en neurocirugía.

skull-based biomodel

Table of Contents

En el marco del XIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Base de Cráneo

  • Su utilización como herramienta para la planificación quirúrgica permite el abordaje integral de las patologías de base de cráneo más complejas
  • La combinación de la ingeniería de vanguardia con las técnicas médicas más punteras abre un nuevo abanico de posibilidades en neurocirugía
  • Las últimas innovaciones en este campo han sido presentadas en el Congreso Nacional de la Sociedad Española de Base de Cráneo celebrado en Alicante

 

 

 

Madrid, 30 de octubre. La innovación y la apuesta por el desarrollo de la tecnología médica de última generación es uno de los pilares que sustentan los avances en neurocirugía. Dada la complejidad de esta especialidad, es imprescindible apostar por nuevos modelos y técnicas que permitan a los especialistas realizar su labor de forma cada vez más precisa.

Con motivo de la celebración del XIV Congreso Nacional de la Sociedad Española de Base de Cráneo en Alicante, se han presentado algunas de las innovaciones más destacadas en este campo. Ha captado gran interés la comunicación sobre los últimos avances en biomodelos anatómicos fabricados mediante impresión 3D. Se trata de una reproducción fidedigna y a escala real del caso que se va a intervenir. Un objeto real, que el cirujano puede coger en la mano y observar desde cualquier ángulo.

Una herramienta para aumentar la precisión quirúrgica

Recientes avances en ingeniería biomédica permiten, partiendo de imágenes 2D de TAC, generar, mediante software, biomodelos digitales 3D. Es posible, además, superponer a las imágenes del TAC las obtenidas mediante RMN u otras técnicas para conseguir reconstrucciones tridimensionales de alta calidad. El proceso de creación de cada biomodelo 3D es el resultado de la colaboración, mano a mano, entre el cirujano y el equipo de ingeniería; no es un proceso automático, sino el resultado de la aplicación de un conjunto de herramientas software auspiciada por quien, posteriormente, realizará la intervención en quirófano.

“Disponer de biomodelos 3D avanzados ayuda a planificar la intervención quirúrgica. Cada caso es único y está repleto de matices, un aspecto crucial porque la intervención hay que adaptarla a cada paciente en concreto. El conocimiento individual y fidedigno de la anatomía y de la patología permite elegir la mejor ruta de acceso, anticipar dificultades y enfrentarse con más confianza al caso. La colaboración con el equipo de Digital Anatomics ha permitido evolucionar al compás de los últimos avances tecnológicos de una forma fructífera durante estos últimos años”, explica el Doctor David Santamarta, neurocirujano familiarizado con la cirugía de base de cráneo en sus facetas vascular y tumoral, y miembro del Servicio de Neurocirugía del Complejo Asistencial Universitario de León.

“A lo largo de estos últimos cuatro años, sólo la colaboración con los cirujanos y la realización de un sinfín de pruebas nos han permitido llegar al punto donde estamos hoy, consiguiendo que los biomodelos sean cada vez más útiles y perfeccionados. Este proceso nos ha llevado, por ejemplo, a generar un biomodelo complejo de un Colesteatoma Congénito, por primera vez con múltiples tejidos y densidades que ha resultado realmente útil para conseguir el éxito de la última intervención” concluye Alejandro Reyero, ingeniero encargado de dirigir el equipo de Digital Anatomics.

Para más información

prensa@digitalanatomics.com

Receive the latest news

Do you want to be informed about the medical 3D printing sector and many other topics?

Get notified about new articles